Preloader
Logo

Nutrición


La única forma de perder grasa corporal es modulando lo que se ingiere y aumentando el gasto metabólico, es decir, mediante dieta y ejercicio.

El exceso de kilos tiene muchas implicaciones negativas también a nivel metabólico y cardiovascular. “El riesgo de hipertensión es hasta 5 veces mayor en obesos que entre individuos con un peso normal; la alteración en los niveles sanguíneos de colesterol y/o triglicéridos se multiplica de forma exponencial según se incrementa la obesidad; y el riesgo de diabetes aumenta hasta 20 veces”, manifiesta.

El exceso de peso conlleva además otros problemas: progresivamente se va produciendo una insuficiencia respiratoria restrictiva, con disminución de la ventilación y la oxigenación; el síndrome de apnea obstructiva del sueño es mucho más frecuente entre los obesos; y la posibilidad de sufrir una trombosis venosa profunda también incrementa significativamente con el sedentarismo. Alteraciones articulares, hormonales, problemas de fertilidad e incluso complicaciones psicológicas y sociales pueden aparecer también y tener una gran repercusión en la calidad de vida.

Macronutrición


En nutrición, los macronutrientes son aquellos nutrientes que suministran la mayor parte de la energía metabólica del organismo. Los principales son hidratos de carbono, proteínas, y lípidos. Otros incluyen alcohol y ácidos orgánicos. Se diferencian de los micronutrientes, las vitaminas y minerales, en que estos son necesarios en pequeñas cantidades para mantener la salud pero no para producir energía.

Hidratos de carbono: Son compuestos orgánicos que constan de carbono, hidrógeno y oxígeno. En su forma más simple, la fórmula general es CnH2nOn. Varían desde azúcares (sacáridos) simples que contienen de 3 a 7 átomos de carbono hasta polímeros muy complejos. Son clasificados por el número de moléculas de azúcar: Monosacáridos (como la glucosa y fructosa), Disacáridos (como la sacarosa y lactosa), Oligosacáridos y polisacáridos (como el almidón, glucógeno y celulosa).

Proteínas: son componentes orgánicos conformados igualmente por carbono, hidrógeno y oxigeno, pero también contienen alrededor de 16% de nitrógeno, junto con azufre y en ocasiones otros elementos como fósforo, hierro y cobalto. La base de su estructura consiste en aminoácidos (compuestos orgánicos conformados por un grupo amino (NH2) y un grupo carboxilo (COOH)), unidos por enlaces peptídicos.

Lípidos: Se refiere a toda aquella sustancia apolar presente en los alimentos, como por ejemplo ácidos grasos y esteroles. Los ácidos grasos generalmente se almacenan en forma de triglicéridos, que consisten en una molécula de glicerol unida a tres ácidos grasos. Los lípidos incluyen mantecas (grasas saturadas) y aceites (grasas no saturadas) ordinarios. Desde el punto de vista químico, los ácidos grasos son cadenas rectas de hidrocarburos que terminan en un grupo carboxilo en un extremo y en un grupo metilo en otro extremo.

Micronutrición


La Micronutrición es una rama reconocida de la Nutrición que estudia el impacto de los micronutrientes en nuestra salud. Actualmente, los profesionales de la Micronutrición están en condiciones de reconocer las carencias que pueden perturbar nuestro bienestar (estrés, cansancio permanente, problemas de sueño, problemas de piel, problemas digestivos, etc.).

Los micronutrientes incluyen: las vitaminas, los minerales, los oligoelementos y los ácidos grasos esenciales. Una alimentación equilibrada, es decir que contenga todos los grupos alimentarios conocidos, como proteínas, fibras, grasas, glúcidos, debe incluir micronutrientes.

Tratamientos complementarios


Mesoterapia

La mesoterapia es un tratamiento cosmético médico no quirúrgico. La mesoterapia emplea múltiples inyecciones de medicamentos farmacéuticos y homeopáticos, extractos de plantas, vitaminas y otros ingredientes en la grasa subcutánea.

Las inyecciones de mesoterapia tienen como objetivo destruir las células de grasa adiposas mediante la inducción de la lipólisis (la rotura y la muerte celular entre los adipocitos).

Carboxiterapia

La carboxiterapia consiste en la aplicación subcutánea de dióxido de carbono (CO2) con fines terapéuticos.iones de medicamentos farmacéuticos y homeopáticos, extractos de plantas, vitaminas y otros ingredientes en la grasa subcutánea.

El principal efecto de la introducción del CO2 es una hiperdistensión del tejido subcutáneo, lo cual se puede evidenciar por un enfisema subcutáneo que se propaga sobre una pequeña área alrededor del punto de aplicación. A esto puede seguir la aparición de un eritema acompañado de una sensación de calor. Estos efectos inmediatamente perceptibles por el paciente se justifican en la acción vascular del CO2, la cual provoca que el organismo libere sustancias tales como la serotonina, la bradiquina, la histamina y catecolamina. Dichas sustancias activan a su vez los receptores beta-adrenérgicos, particularmente los beta-2, los cuales estimulan la lipolisis de los tejidos adyacentes.

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la piel que provoca el calentamiento controlado de las diferentes capas de la dermis, lo que favorece:

En función de la frecuencia que se utilice se pueden calentar diferentes capas de la dermis. Es un procedimiento indoloro y que se utiliza para el tratamiento de la celulitis y la flacidez de la piel en cualquier parte del cuerpo.

Test de intolerancia alimentaria


El test de intolerancia alimentaria se basa en una sencilla extracción de sangre, que permite analizar la reacción de los anticuerpos del paciente ante más de 200 alimentos e identificar aquellos que causan rechazo. Además recibirás una interpretación médica de los resultados donde se define con precisión los alimentos que se recomienda eliminar y la dieta más adecuada para que el paciente mantenga su salud en perfecto estado.

Test de omega


Prueba que permite determinar los niveles de los distintos ácidos grasos en sangre, para poder equilibrarlos mediante modificación de la dieta o suplementos dietéticos.

El test incluye el estudio de:

Omega 3, omega 6, ácidos grasos saturados, ácidos grasos trans, índices (AA/EPA y otros) e interpretación de resultados.

Dietas Cetogénicas (tratamiento obesidad)
SEEDO Sociedad para el estudio de la obesidad


En los últimos años, las dietas cetogénicas o muy bajas en H de C han sido un foco de interés creciente como método para la pérdidad de peso rápida. Las dietas cetogénicas se caracterizan por una importante restricción en la cantidad de H de C, con aumento relativo en las proporciones de proteínas y grasas, de tal modo que la cantidad de glucosa no llega a cubrir las necesidades del organismo, conduciéndolo a una situación similar al "ayuno". En esta situación la falta de glucosa para la obtención de energía, principalmente para el SNC, provoca la necesidad de obtener enrgía de otras fuentes, principalmente de los cuerpos cetónicos (CC) derivados de la oxidación de ácidos grasos libres. Es lo que se conoce como "cetosis fisiológica".

El uso de las dietas cetogénicas tiene su origen en la década de 1920, a partir de la década de 1970 fue cuando se popularizó su uso para perder peso.

Durante mucho tiempo, las dietas para perder peso se han basado en la reducción de la ingesta de grasa. Sin embargo, las dietas convencionales bajas en grasas no han demostrado ser una estrategia útil para frenar la alta prevalencia de obesidad en nuestra sociedad.

Las dietas cetogénicas han demostrado tener una sólida base fisiológica y bioquímica y resultan una estrategia nutricional eficaz para luchar contra la obesidad y prevenir o mejorar algunos factores de riesgo cardiovascular como la dislipemia y la diabetes.

¿Qué es la cetosis?

La cetosis es una situación metabólica adaptativa que ocurre cuando el aporte de glucosa es insuficiente y el organismo debe obtener su energía a partir de los cuerpos cetónicos.

Después de 3-4 días de ayuno o de una dieta muy restrictiva en H de C, las reservas de glucosa del cuerpo se vuelven insuficientes para el suministro de glucosa al sistema nervioso central (SNC), lo que obliga al organismo a buscar fuentes de energía alternativas. En esta situación, la principal vía de obtención de energía se obtienen de la lipolisis del tejido graso y la oxidación de los aminoácidos cetogénicos.

Posibles Beneficios metabólicos de las situaciones de cetosis leve

Muchos estudios indican que las dietas cetogénicas pueden resultar de especial interés para la pérdida de peso, ya que ayudan a preservar la masa muscular, reducir el apetito, disminuir la eficiencia metabólica, inducir la activación metabólica, de la termogénesis, favorecer el aumento de la pérdida de grasa, promover un perfil lipídico no aterogénico, mejorar la presión arterial, y disminuir la resistencia a la insulina con una mejora en los niveles sanguíneos de glucosa e insulina.

Al margen de los efectos metabólicos relacionados con la obesidad, existen otras situaciones médicas en las que la cetosis puede tener efectos beneficiosos. Entre ellos se encuentra la epilepsia, las enfermedades neurológicas, el cáncer o el síndrome de ovario poliquístico.

Posibles beneficios de las dietas cetogénicas para perder peso

Pérdida de masa grasa y mantenimiento de masa muscular. Las dietas cetogénicas son más efectivas para la pérdida selectiva de grasa y la conservación de la masa muscular.

Además, promueven la reducción del perímetro abdominal.

Efectos sobre el metabolismo de los H de C y lípidos. Las dietas cetogénicas se asocian a una mejora en la sensibilidad a la insulina y de los parámetros de control glucémico. Las dietas cetogénicas mejoran el perfil lipídico, sobre todo en base a la disminución del TG y colesterol total y el aumento de HDL.

Reducción del hambre y el apetito.

Aumento de la adherencia. La pérdida rápida de peso aumenta la adherencia al tratamiento, los pacientes que pierden más peso al inicio mantienen mejor el peso a largo plazo.

Efectos de las dietas cetogénicas a largo plazo

Un aumento en el contenido de proteina y una reducción en el índice glucémico condujeron a un mejor mantenimiento de la pérdida de peso.

La dieta cetogénica puede ser utilizada con seguridad como tratamiento de choque, para estimular la pérdida de grasa y mejorar metabolismo, siempre prescrito por un médico con experiencia y dentro de un plan estructurado en el que una vezs logrado el objetivo de pérdida de peso, exista una incorporación lenta y progresiva de los hidratos de carbono hasta alcanzar el estándar de una dieta mediterránea correcta y saludable. De este modo se evitaría el efecto rebote.

Mantenimiento del peso perdido a largo plazo. Efecto rebote

Una más rápida y mayor pérdida de peso inicial se asocia con menor peso al final del seguimiento a largo plazo en comparación con la pérdida de peso gradual más lenta.

Conclusiones

Las dietas cetogénicas son una forma saludable y efectiva de perder peso ya que promueven un perfil lipídico no aterogénico, mejoran el metabolismo glucémico y reducen la resistencia a la insulina.

La cetosis generada con estas dietas es una "cetosis fisiológica", un mecanismo adaptativo completamente fisiológico y característico del ser humano, inducido principalmente por la necesidad del SNC de obtener energía a partir de fuentes de energía alternativas cuando los niveles de glucosa no son suficientes. La cetosis fisiológica puede ocurrir como consecuencia del ayuno prolongado, la restricción dietética severa de H de C o con el ejercicio intenso prolongado.

Los estudios han mostrado una mayor pérdida de peso a los 3-6 meses con dietas cetogénicas en comparación con las dietas bajas en grasas, una mayor y más rápida pérdida de peso aumenta la adherencia y predicen un mejor mantenimiento de peso a largo plazo. Estas dietas promueven la pérdida selectiva de la grasa con preservación de la masa muscular, lo que a la larga supone una ventaja para el mantenimiento del metabolismo basal.

Las dietas cetogénicas se asocian con cambios favorables en el perfil lipídico, con disminución significativa en los niveles de TG, colesterol total y HDL. Mejoran el metabolismo glucémico, consiguiendo un mejor control de los niveles de glucosa e insulina circulantes y un aumento de la sensibilidad a la insulina, incluso después de recuperar el peso, lo que sresulta de especial interés en el tratamiento de pacientes obesos con diabetes tipo 2.

En cuanto a los efectos secundarios, este tipo de dietas se han mostrado seguras, si bien pueden asociarse a efectos secundarios menores.

La dieta cetogénica puede ser una herramienta útil para el tratamiento de la obesidad, no sólo por sus mejores resultados a corto y medio plazo, sino porque en comparación con las dietas convencionales bajas en grasas, presentan mejores resultados en relación a los factores de riesgo cardiovascular.

Su eficacia a largo plazo dependerá de su adecuada utilización. Un buen plan de tratamiento a largo plazo podría consistir en una dieta cetogénica muy baja en calorías (de "choque") a corto plazo con objeto de inducir una pérdida de peso eficaz, que además ayudará a mejorar la adherencia, seguida de una adecuación progresiva a medio y largo plazo del contenido calórico y los nutrientes de la dieta hasta llegar a una dieta equilibrada para la fase de mantenimiento del peso perdido.

Dieta de la zona


“Por sus beneficios generales para la salud, en mi consulta utilizo mucho el método ‘Zona’, cuya base es la dieta mediterránea ligeramente modificada y no es un régimen a corto plazo, sino un estilo de vida a seguir para siempre porque mejora el rendimiento físico y mental”, matiza. La proporción calórica 40-30-30 de los tres grupos principales de nutrientes de la Zona, mantiene controlada la glucemia y ciertas hormonas equilibradas, lo que permite eliminar la grasa acumulada.

En segundo lugar, la Zona propone un aporte adecuado de Omega 3 para reducir la inflamación celular de nuestro organismo y contribuir al funcionamiento normal de corazón y cerebro. “Los ácidos grasos Omega 3, presentes en los pescados azules, además de controlar el nivel de inflamación celular, reducen el exceso de grasa y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, obesidad y diabetes”, apunta la Dra. Jiménez.

Y el último pilar de la Zona es el consumo de polifenoles, presentes principalmente en frutas, verduras, café, aceite de oliva, cacao o vino tinto, y que son fundamentales para mantener un equilibrio óptimo y conseguir controlar el estrés oxidativo, activar el sistema inmune y una mayor longevidad. “El problema es que en nuestra alimentación no solemos incluir la cantidad suficiente de Omega 3 y polifenoles; afortunadamente, existen suplementos nutricionales altamente concentrados y purificados que ayudan a garantizar un aporte diario adecuado y conseguir todos estos beneficios”, asegura la especialista.

Los productos nutricionales Enerzona y sus complementos de omega 3 y polifenoles de máxima calidad, nos ayudan a seguir cómodamente la Zona en cualquier momento y lugar para mantenernos sanos y equilibrados.


Si desea ponerse en contacto con nosotros puede hacerlo a través de nuestra web o llamando al teléfono: Tlf. 952 60 31 32

Dietética y Nutrición en Malaga

Este sitio web utiliza Cookies de terceros de análisis (Google Analytics) para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Aceptar | Cómo configurar